Las edades del erotismo

Pocos conocen su faceta como sexólogo, pero lo cierto es que Gregorio Marañón hizo grandes aportaciones a la ciencia de los sexos, entre ellas sus teorías acerca de la intersexualidad, recogidas en su obra La evolución de la Sexualidad Humana y los Estados Intersexuales. Ed. Morata. Madrid, 1930, en la que afirma que “lo masculino y lo femenino no son dos valores opuestos, sino grados sucesivos del desarrollo de una función única: la sexualidad”, de manera que todos somos intersexuales, todos poseemos caracteres de uno y otro sexo a través de los cuales  nos vamos construyendo como los hombres y mujeres que somos fruto de un proceso continuo y permanente de sexuación, un proceso que se inicia en el mismo instante de la fecundación y que finaliza con la muerte. O como afirmó Marañón en su día, en una de las conferencias de presentación de su libro “La edad crítica” cuando uno de los asistentes le preguntases ¿Cuándo finaliza la sexualidad humana? Media hora después de morir. Probablemente esto sea una exageración, pero lo cierto es que el sexo que somos cada uno de nosotros no es dado de una sola vez, sino que se va construyendo a la largo de nuestra biografía fruto de este proceso de sexuación del que hablábamos y por ello se encuentra en continua evolución, no es que aparezca o desaparezca, sino que su forma varía atendiendo a nuestras características evolutivas.

Con esta idea de fondo en las próximas entradas y esta tarde en las tardes de radio Alcosa, haremos un breve repaso por la sexualidad en las diferentes etapas de nuestra vida.

¡No te lo pierdas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>