Claves para mejorar la satisfacción en pareja III. Los exceso no son buenos.

3.- LOS EXCESOS NO SON BUENOS:

La Navidad es una época de excesos, en la comida, la bibida, las salidas… y cuando ésta termina la mayoría nos decimos esto hay que cortarlo. Y es que los excesos no son buenos, ni siquiera cuando son de sinceridad. Una cosa es ser sincero y otra muy distinta es ser sincericida.  Y no es que yo quiera poner en duda el valor de la verdad, simplemente que tengamos presente que la sinceridad deja de ser una virtud cuando decimos lo que pensamos sin tener en cuenta la personalidad de nuestro interlocutor y cómo van a afectarle nuestras palabras.

Hay personas muy seguras de sí mismas, con una autoestima muy equilibra a las que probablemente les perturbaría poco lo que podamos decir,  pero también podemos encontramos personas muy inseguras, tímidas, con baja autoestima, a quienes nuestra forma de expresar lo que sentimos o pensamos podría hacerles daño. Por ello es importante hacer un ejercicio de reflexión, cuestionar y dosificar el grado de sinceridad en función de la personalidad que tenemos en frente, pues adaptar nuestro grado de sinceridad a las características de nuestro interlocutor, no significa faltar a la verdad sino hacerla pública causando el menor daño.

Es importante tener en cuenta este detalle en cualquier relación de convivencia, pero sobre todo en las relaciones de pareja, pues no sólo podemos causar dolor a la otra persona, sino que también podemos dañar la estructura de la relación, los códigos de comunicación que establecen las reglas del juego de la pareja, pues algunos ejercicios de sinceridad pueden ser entendidos como un ataque personal si no se tienen en cuenta las características del interlocutor.

Y otro aspecto a destacar es que la sinceridad en pareja no significa tener que compartirlo todo con la otra persona, que lo sepa todo sobre mí. Cada uno de nosotros ha de mantener un espacio íntimo y es libre de decidir qué parcelas de sí quiere compartir con la otra persona y cuáles no y hasta dónde.  Del mismo modo que la otra parte decidirá en qué parcelas quiere participar y hasta donde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>