La Respuesta Sexual Humana I.

Hoy hablaremos de la Respuesta Sexual Humana, de la sucesión de cambios que a nivel físico, psicológico y hormonal se producen en nuestro organismo como respuesta a la excitación y estimulación erótica y de las diferencias sexuadas de dicha respuesta, cómo se presentan estos cambios en hombres y mujeres.

A lo largo de la historia han sido muchos los autores que se han preocupado de tal cuestión y diversas las explicaciones que se han dado acerca de dicho fenómeno. Una de las primeras aportaciones al respecto sería la de uno de los padres de la sexología Havelock Ellis, quien allá por el año 1906 definió este fenómeno en dos fases: intumescencia – detumescencia. Años más tarde el sexólogo y biólogo estadounidense Alfred Kinsey (1953) optó por explicar la Respuesta Sexual Humana en tres fases: excitación – orgasmo – postefectos; más tarde, los mediáticos Master y Johnson (1966) tras un elaborado estudio aportaría una de las teorías más completas y que se ha convertido durante muchos años en referente para el estudio de la fisiología del placer erótico, en la que explicaban este fenómeno en cuatro fases: excitación – meseta – orgasmo – resolución,  esquema al que la sexóloga Helen Kaplan (1979)criticaría la ausencia de un componente psicológico y añadiría el deseo como fase inicial del proceso: deseo – excitación – meseta – orgasmo – resolución. 

Respuesta Sexual Humana M&J

 

Durante muchos años se mantuvo este patrón para explicar la Respuesta Sexual de hombres y mujeres, sin embargo, la experiencia clínica y los últimos estudios sobre fisiología del placer, apuntan que tanto las vías de acceso como los estímulos que despiertan el deseo erótico en hombres y mujeres son diferentes (recordemos que del mismo modo que no podemos encontrar hombres y mujeres puros, tampoco podemos hablar de formas o deseos exclusivamente masculinos o femeninos, sino de formas o deseos más comunes en uno u otro sexo, de cualidades o características compartidas por regla general por individuos del mismo sexo). Mientras que el deseo masculino se activa por causas neurológicas, en la mujer además de éstas interfiere el sistema endocrino, de manera que los continuos cambios hormonales que sufrimos las mujeres a lo largo de nuestro ciclo vital, hacen que nuestro Deseo erótico sea menos lineal que el del varón, esté sujeto a más variables emocionales y psicológicas y exista mayor variabilidad entre unas mujeres y otras.  Por ello la linealidad del esquema de Kaplan y Master y Johnson ha sido cuestionada por muchos autores que consideran que éste no se adapta al modelo de goce femenino.

R. Basson

Una de las teorías más sólidas respecto a la Respuesta Sexual de la mujer, pertenece a la doctora Basson, quien a inicios de la década de los 2000 propuso un esquema circular en el que se produce un feedback entre aspectos físicos, emocionales y cognitivos, introduciendo la intimidad como una nueva variable dentro del proceso de excitación.

Basson asegura que si bien es cierto que la mujer puede experimentar un “deseo espontáneo” fruto de la excitación y cuya finalidad sea “satisfacer una auténtica necesidad sexual”, la mayoría de las veces las mujeres y en especial aquellas que mantienen una relación de pareja de larga duración, acceden a un encuentro erótico en un estado de Neutralidad Sexual y por razones basadas en la intimidad buscan o se sienten receptivas a los estímulos que la llevan a potenciar la excitación sexual y por consiguiente a la satisfacción sexual (haya o no orgasmo).

Como ya hemos dicho en más de una ocasión, hombres y mujeres somos completamente distintos, pensamos, nos relacionamos, nos comunicamos, deseamos, satisfacemos nuestros deseos… de forma distinta, por lo que no es de extrañar que nuestra Respuesta Sexual también lo sea.

Conocer cómo funciona ésta, qué factores intervienen, sus diferencias sexuadas… es una de las claves más importantes para conseguir disfrutar de nuestra erótica y nuestra sexualidad, por ello a lo largo de las siguientes entradas intentaré ofrecer una serie de ideas que nos ayuden a entender y conocer mejor nuestra Respuesta Sexual y la del otro.

No os lo perdáis.