Educación Sexual

El pasado 13 de enero leía en prensa el siguiente titular: “España ignora la Educación Sexual” y es que tras la última reforma en materia de educación capitaneada por el Ministro Wert, LOMCE 2012, se ha borrado la educación afectivo-sexual del programa, quedando sujeta a la buena voluntad del profesorado, que en muchos casos son los encargados de trabajar dichos contenidos, o los departamentos de orientación que deciden recurrir a organizaciones, entidades o servicios municipales dedicados al cultivo de la sexualidad humana, no siempre con el debido acierto.  Y por qué digo esto, bueno pues porque después de este titular leí el siguiente: el obispado de Alcalá de Henares, encabezado por Juan Antonio Reig Pla, famoso por su homilía de Viernes Santo en la que condenaba el aborto o la homosexualidad tachándolos de pecado,  organiza unas clases de educación sexual para jóvenes bajo el lema: ¡Agárrense muchachones, porque ahora sí que vamos a hablar de sexualidad como Dios manda!

Yo siempre he dicho y defenderé el valor de la Educación Sexual, pero una educación sexual con rigor científico, alejada de doctrinas morales o ideologías, es decir una educación sexual desde la sexología que es la ciencia que estudia los sexos, los hombres y las mujeres y, una educación sexual con pedagogía, desde la que se aporten las herramientas necesarias a los sujetos para que puedan elaborar su personal y subjetiva noción de sexualidad. Y donde la diversidad sea entendida como un valor a cultivar que garantice que todas las sexualidades se sientan respetadas y representadas.

Por ello el hoy dedicaremos la sección de sexo de Radio Alcosa a la Educación Sexual ¿por qué es tan importante? ¿Cuándo ha de comenzar? ¿Quiénes han de ser los encargados de esta tarea?…

No te lo pierdas.