Claves para mejorar la satisfacción en pareja II. Pon en forma tu erótica.

Como prometí, en las siguientes entradas os daré algunas claves para alcanzar la satisfacción en las relaciones de pareja. Ahí va la segunda clave:       

2.- PON EN FORMA TU ERÓTICA:

Otro de los propósitos de cara al nuevo año más famosos y comunes es la práctica de ejercicio, ponernos en forma. Y a veces este culto al cuerpo, tan de moda en las sociedades occidentales, nos hace olvidar que también hay otros aspectos de nuestra vida que es importante cultivar, mantener en forma, como por ejemplo el deseo, algo que como yo digo en consulta no cae de los árboles, pero como a estos es importante regar.

Un compañero de profesión, José Bustamante, secretario de la Asociación de Especialistas de la Sexología, afirma que las fantasías son el pilates de la erótica (de lo relativo a los deseos), pues a través de ellas ejercitamos uno de los órganos más importantes en esto de la erótica, el cerebro, que como ya he dicho en más de una ocasión es el órgano sexual por excelencia.

Por medio de las fantasías conseguimos erotizar nuestro cerebro, darle cabida al deseo erótico en nuestros pensamientos, hacer que esté presente en nuestra mente y en nuestra rutina, de manera que de este modo conseguimos alejar otros pensamientos que a veces le roban protagonismo, como el trabajo, los hijos, la casa, la crisis….

Con las fantasías lo que hacemos es hacerle un hueco al deseo y al hacerle un sitio este fluye sin más, con ellas estamos regando el deseo para que no decaiga, lo estamos ejercitando para mantenerlo en forma impidiendo que se oxide.

Por ello os invito a inscribiros en el maravilloso gimnasio de la fantasía, a potenciar vuestra creatividad y vuestro imaginario a través del cine, la fotografía, la novela o la poesía erótica como remedio para evitar que nuestro deseo se oxide y caigamos en la tan temida monotonía o peor aún ausencia de deseo.